Translate Google

jueves, 13 de febrero de 2014

. - S E X - D R E A M S - .

Sigo con la mirada cada una de sus curvas, sube la temperatura, no quería estar en otro lugar, ese era el perfecto. Empezamos a acariciarnos deseando poder besarnos, pero sin hacerlo todavía. De pronto, despierta en nosotros algo, bruscamente comenzamos a besarnos y a desnudarnos. Juntamos cada vez más nuestros cuerpos desnudos y sudamos hasta que llega el más placentero de los orgasmos.
-Álvaro, ¡a desayunar! ¡venga, despierta!

¡Muchísimas felicidades Álvaro! Te dedico este ''relato'', jajajaja.