Translate Google

jueves, 14 de agosto de 2014

Mi amiga la locura.

Llegó mi psiquiatra, entró por la puerta odiándome, deseando mi muerte, es mi enemiga.
-Hola Sarah.
No me molesté en devolverle el saludo, pasaba de saludarla, directamente le dije:
-¿Crees que estoy loca? ¿Lo crees? Pues te equivocas, pero bueno, si crees que lo estoy, me convertiré en una psicópata, ¿sabes qué? Te voy a follar, a follar como nunca nadie te ha follado y después voy a matarte, a matarte, por ser una hija de puta.
Nunca me curé y la que acabó muerta fui yo.

martes, 1 de julio de 2014

Felicidad.

Hay momentos en los que te quieres despertar de una pesadilla que jamás termina, y piensas: ¿alguna vez volveré a ser feliz? Quiero que si te sientes así levantes la cabeza y olvides por un momento tu pasado, parece más difícil de lo que realmente es, pero puedes ser feliz.
Mucha suerte, no te rindas.

domingo, 15 de junio de 2014

Lo siento mucho, Mamá.

El dolor recorrió cada parte de mi cuerpo rápidamente, al compás del corazón. Miré a la derecha, luego a la izquierda y, como ya suponía, nadie estaba a mi lado. Tragué saliva. La soledad era todo lo que tenía. Me esforcé por pronunciar unas palabras con voz quebrada:
-Necesito ayuda.
Luego me di cuenta de que nadie estaba ahí para escuchar lo que yo decía. 
No me daba cuenta, pero estaba obsesionado, quería ser el primero y el mejor en todo, cuando no lo conseguía mi cuerpo lo pagaba. ¿Por qué deseo tanto destacar y a la vez me gusta pasar desapercibido? 
Recuerdo tener solo cinco o seis años y llorar durante horas, nadie estaba ahí para secar mis lágrimas, tampoco nadie quería estar.
No encajo ni en mi propia casa, todo me da asco.
Llevo media vida pensando esto entre lágrimas antes de dormir:
<<¿Qué he hecho para que la gente me tenga tanto odio?>>.
Sigo vivo a causa de mi gran temor a la muerte y a no existir, pero también quiero no hacerlo.
No puedo mover, mis huesos están fríos. Quiero levantarme de la cama, pero me es totalmente imposible, en vez de hacerlo, me limito a preguntarme: ¿sabrá la gente todo el daño que me ha hecho?
He decidido dejarlo todo, ya todo me da igual, llevo tanto años sin lograr ser feliz que me he acostumbrado, me meteré en mi cama y escucharé música hasta mi último latido.


jueves, 13 de febrero de 2014

. - S E X - D R E A M S - .

Sigo con la mirada cada una de sus curvas, sube la temperatura, no quería estar en otro lugar, ese era el perfecto. Empezamos a acariciarnos deseando poder besarnos, pero sin hacerlo todavía. De pronto, despierta en nosotros algo, bruscamente comenzamos a besarnos y a desnudarnos. Juntamos cada vez más nuestros cuerpos desnudos y sudamos hasta que llega el más placentero de los orgasmos.
-Álvaro, ¡a desayunar! ¡venga, despierta!

¡Muchísimas felicidades Álvaro! Te dedico este ''relato'', jajajaja.

viernes, 31 de enero de 2014

Sangre I I I.

   Detesto a mi padre, mi odio es profundo, le odio tanto que deseo que se muera, quiero ver su sangre caer al suelo.
   Estamos los dos solos en casa, el silencio ocupa todo el terreno entre nosotros dos, estoy nervioso, mis rodillas están fuera de su sitio.
   Voy a su habitación, le miro a los ojos escondiendo a mi espalda el cuchillo puntiagudo que quiero clavar en su pecho. Él me mira con odio y ven en el espejo, al que yo no me di cuenta de que estaba reflejado, el cuchillo.
   Mi padre decide que seré yo quien muera esa tarde, coge su cuchillo, mucho más grande que el mío. Voy corriendo hacia el baño, me encierro en este y él poco a poco va rompiendo la puerta hasta llegar a mi cuerpo e inmovilizarlo. Coloca su cuchillo en mi yugular y poco a poco va hundiéndolo hasta llegar a mi campanilla, la que también corta.
   Mi odio hacia él era porque me ha violado desde los 12 años, ahora, el día de mi muerte, tengo 17.
   Antes de dejarme sin vida, lo último que decide hacer es sacarme los ojos haciéndome sentir como poco a poco van saliendo de mis órbitas y me voy quedando ciego hasta que un rápido corte me deja ciego del todo, en la eterna oscuridad.

martes, 28 de enero de 2014

El último baile.



Recorrí mis brazos al rededor de tu cintura, bailamos nuestra canción y lloré porque supe que sería la última vez. Sonaron los últimos acordes de la canción y me susurraste al oído:
-Volveré.
Aun te sigo esperando, y no has vuelto casi no recuerdo tu voz, ¿y qué hay de tus abrazos? Todo se ha terminado, el cáncer acabó con tu vida, ahora está acabando con la mía.

lunes, 6 de enero de 2014

Sueños.

Me dejé llevar, permití que el viento decidiese mi camino y, afortunadamente, no me pudo tocar un lugar más precioso y mágico que ese. Nunca me había sentido tan feliz, por fin descubrí lo que quería para mi futuro. 
Hay días oscuros, días en los que las ganas de seguir no aparecen, días en los que nadie me puede comprender, nadie, luego me doy cuenta de que no necesito que nadie entienda lo que quiero hacer, solo necesito saberlo yo, tenerlo claro, y realmente era así, estaba completamente seguro.
No me paré a pensar en si era fácil o difícil, simplemente fui a por ello, sin escuchar a nadie, sin pensar en todos los obstáculos que conllevaban ese rumbo.
Tengo la sensación de que nunca pararé, y que al final lograré alcanzar lo que quiero.
Aún sigo andando, recorriendo lugares indescriptibles, soñando, viviendo, siendo feliz, porque estoy persiguiendo mi sueño, y eso es precisamente lo que quiero seguir haciendo, por muy difícil que sea, puedo decir que lo conseguiré.

miércoles, 1 de enero de 2014

Cada año es diferente, vamos cambiando poco a poco, a veces a mejor, otras muchas a peor, pero la evolución es importante.
Mi 2012 fue increíble, mi 2013 horrible, así que creo que el 2014 será perfecto, o eso espero.
A los pocos que me leáis: ¡feliz año nuevo, un beso! Nunca os olvidéis de ser felices.