Translate Google

sábado, 30 de noviembre de 2013

Sangre.

   Sentí que alguien me estaba siguiendo, miré de reojo a mis espaldas y, desgraciadamente era así, tuve miedo, mucho miedo, pero en el fondo creía que nada malo me iba a pasar.
   Me desperté en una sala oscura, al abrir mis ojos pude ver a mi alrededor cadáveres torturados, sangre, demasiada sangre. Pude notar mi vómito intentar salir de mi boca pero, al ver al asesino, tragué sin pensármelo dos veces aquel vómito.
   Quise llorar, pero no lo hice, elegí la opción de hacerme el fuerte, aunque no sirvió de mucho, en menos de dos horas me encontré en medio de un bosque con los huesos a la vista.

miércoles, 20 de noviembre de 2013

IMPORTANTE.

   Poco a poco me he ido dando cuenta de que me gusta más escribir poesías, entonces a partir de ahora no escribiré mucho en este blog, mi blog principal será ''La poesía salva vidas'', al que puedes acceder haciendo clic aquí. En ese blog me lo tomo más en serio, aquí subiré algo de vez en cuando, pero menos de lo que lo estaba haciendo, seguirme en el otro blog también.
ADIÓS.




porunfinalfelizmonner@gmail.com
isaacmonner@gmail.com

   

sábado, 16 de noviembre de 2013

. H O P E .

   
   No lograba cesar de llorar, me sentía débil, más que nunca, creía que ya no quedaba nada. Pero llegó ella, mi mejor amiga y, sin darse cuenta, me hizo más feliz. Siempre estuvo ahí para asegurarme que todo acabaría.

   Tantos años compartiendo risas a su lado, tantos recuerdos almacenados en mi memoria que jamás podré borrar, los dos creábamos un mundo irreal que, para nosotros, era real. Nuestras sonrisas conectaban a la perfección, ella siempre fue mi mitad, sin ella mi mundo estaba incompleto. Cuando yo no podía sonreír, al verla hacerlo a ella, yo también lo hacía. Y es que aunque cuando le contase algo que me dolía o me preocupaba no dijese ninguna palabra, con una caricia solucionaba mi mundo. Su rostro es de tez clara y severa, que pinta de color el mundo cuando es imposible encontrar algún otro aparte que el negro.  

Te recomiendo que encuentres a alguien que siempre te comprenda, pues nunca te sentirás solo.

A mí mejor amiga, María.

viernes, 8 de noviembre de 2013

Amor de verano.

Penetraste tu mirada en la mía, tus débiles brazos me rodearon, me sentí más seguro. Tu belleza es algo descomunal, indescriptible, mágica. Tus labios pintados de un color rojo oscuro rozaron los míos, quise ir a más, pero tú no me dejaste. 
Pasó el tiempo, el verano se terminaba poco a poco, sentí como si solo quedase una cucharada de helado por saborear. Cada día te echaba más de menos y aún no te habías ido.
Levanté mi mano haciéndote un gesto de despedida, ese autobús se fue alejando hasta yo no poder verlo, una lágrima acarició mi mejilla suavemente hasta terminar en el suelo, ¿volvería a verte?
Poco a poco nos vamos olvidando y, sin darme cuenta, el helado se ha terminado.

viernes, 1 de noviembre de 2013

Historia de una chica enamorada.

Le amo, no puedo parar de pensar en él, en su dulce cabello color castaño claro, le amo. Su manera en la que se expresa, cuando no sabe explicarse, cada pequeño detalle de su ser. Intento olvidarme de él, pero me resulta completamente imposible. 
Cada vez sufro más, pero no me detengo, sigo amándole, sigo perdonando todos sus errores, aunque no se los perdonaría a otras personas. 
¿Perfecto? mucho.
Sueño cada día que me abraza, o... simplemente que se acerca a  mí.
Creo que me estoy olvidando de él, poco a poco. Vale no, no lo estoy haciendo. Ahora sí. Ahora no. Le amo. No le amo. Le adoro. No le adoro.
¿Le amaré por siempre?
Dios, como le odio, es un pesado asqueroso.
Es encantador.
Le he olvidado.
Jo, que guapo es ese, creo que me estoy enamorando.