Translate Google

domingo, 6 de octubre de 2013

Hasta que dejes de respirar.

Recuerdo la melodía y la tarareo hasta que la clase de matemáticas acaba, me muero de ganas de tocarla. Voy corriendo hacia mi casa preocupado por la enfermedad de mi madre, hacia unas horas me acababan de comunicar que le quedaban horas de vida. Llego a casa, guardo el piano más pequeño que tengo en mi bolso y me dirijo al hospital donde se encuentra mi madre. Al llegar voy a su habitación y comienzo a tocarle la melodía pensada. Puedo detectar que la he despertado, aunque no se le note mucho, y le digo:
-Mamá, nunca me olvidaré de ti, te he compuesto esta canción, te la tocaré hasta que te vayas.
Le beso la mano y continúo tocando.
Pasan dos horas y... ha llegado el momento, a la vez que yo toco un do ella, la más bella mujer que la Tierra pudo contener, suelta al viento su último suspiro.
-Lleva, allá a donde te vayas, esta melodía en el alma -le susurré esperando que pudiese hacerlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario